La forma que tienen de alimentarse los gatos y los perros está relacionada con su comportamiento animal y su diferente proceso de domesticación. Ello determina que los dueños de estos animales de compañía tengan que conocer cómo come cada uno para adaptar su alimentación a su biología.

Los perros comen, los gatos «cazan»

Quizá la característica más singular entre ellos está en su modo de comer. El perro puede comer tranquilamente la comida de su plato sin que tengamos que alimentarlo muchas veces. El animal engulle su contenido y lo vacía. El gato no. Como felino que es, en su comportamiento se aprecia todavía su carácter de animal cazador, imperante a pesar de la domesticación. Por ello, juegan con la comida como si de una presa se tratara, puesto que siguen siendo animales carnívoros.

Este comportamiento “juguetón” provoca que vaya más veces al plato, y, por ende, que coma en más ocasiones, además de que sea más selectivo con lo que hay en él y más rutinario (no llevan muy bien la variedad culinaria). Por ello, si tenemos un gato en casa, es mejor que no llenemos mucho el recipiente si no queremos que engorde demasiado.

Los perros beben más agua que los gatos

Los felinos suelen beber poca cantidad de agua, a diferencia de los perros, que se acercan siempre que lo necesitan a su recipiente para hidratarse. La escasez de agua la reemplazan con la alimentación. La comida de los gatos suele ser húmeda, pues aporta la cantidad de hidratación que estos animales necesitan y que evita que estos desarrollen cálculos renales, por ejemplo. El exceso de proteínas que contiene su alimentación exige la hidratación diaria que le aporta su aliento. De este modo, se reduce el riesgo de que padezcan problemas asociados a la poca cantidad de agua que ingieren.

Los perros, como hemos comentado, beben más veces agua y en mayores cantidades. Ello, unido a la alimentación variada que comen (como son omnívoros, no solo comen “croquetas”, sino también comida casera) permite que el aporte de hidratación que necesite su organismo esté cubierto, sin necesidad de que la comida sea húmeda.

Conociendo los patrones de comportamiento alimentario de los perros y gatos podremos organizar mejor nuestra rutina diaria y ofrecerle a cada uno de ellos los alimentos que requieren en las cantidades adecuadas para que suplan sus necesidades nutricionales.

En Veterinarias Borges contamos con alimento premium para cada necesidad, consulta con un médico cuál es la ideal para tu mascota.

2017-12-19T23:35:32+00:00